Laguna de Rocha

martes, 1 de enero de 2019

2019: Un año para el resurgir de la Reserva

El 2018 termina con cambios sustanciales en la Reserva Natural, cambios que a priori es dificil de evaluar pero, es justo reconocer, han traído un aire nuevo a la Laguna. Lejos están de solucionarse los conflictos que, por el contrario, día a día parecen incrementarse. Sin embargo el 2018 parece dejar un saldo levemente positivo en contraste con los anteriores, manteniendo, como siempre, las grandes causas pendientes, sin resolución o con avances negativos contra los intereses comunes: -Como principal novedad se destaca el cambio de autoridades de la Reserva Natural. En junio tomó posesión del cargo la Guardaparque Florencia Tuñon y con ella los Guardaparques de Apoyo Carlos Repetto, Patricia Reynoso y Dario Maciel. En agosto se inauguró un nuevo Puesto Base (bautizado “Telomián Condié”) y en poco tiempo se pudo corroborar las primeras tareas de fiscalización en áreas que estaban a merced de impactos antrópicos. Si bien aún falta consolidar muchas tareas, los nuevos nombramientos son prometedores. -Sin duda la gran espada que pende sobre la Laguna sigue siendo la cautelar sobre los terrenos de Racing. Ya se cumplieron 5 años desde que los legisladores provinciales desafectaron 64 hectáreas para cederla a los clubes de fútbol y 3 años desde que la Corte Suprema Provincial suspendió este recorte de manera cautelar. Esta medida es provisoria hasta tanto no haya una dictamen definitivo. A principios de este año un Informe Pericial sobre el Estudio de Impacto Ambiental de las obras dejaban a la vista cierta ligereza a la hora de abordar este tema. El Informe era superfluo y omitía detalles fundamentales que podrían calificarse de tendenciosos. La respuesta no se hizo esperar por parte de la Asociación para la Protección del Medio Ambiente y Educación Ecológica "18 de Octubre", entidad letrada que promovió la acción legal en favor de la Reserva Natural y batalla duramente para lograr un dictamen favorable. Al mismo tiempo destacamos la solidaridad de organizaciones amigas en esos momentos. A la fecha la cautelar no ha tenido resolución y sigue siendo motivo de mucha angustia para los vecinos involucrados. -Luego de mucha espera la Autoridad Del Agua (ADA) finalmente delimitó el cuerpo de agua. Esto representa una herramienta fundamental para que las autoridades administrativas y de campo comiencen un trabajo más profundo de la consolidación de la Reserva. Esperamos que se implemente rápidamente en territorio y no se siga demorando por modificaciones o con excusas banales. -A nivel local el Comité de Gestión sigue sesionando con periodos irregulares. Durante este año nuevamente las reuniones han tenido un carácter casi exclusivamente expositivo por parte de las autoridades abordando temas que en muchos casos excedían la temática de la Reserva Natural. Los vecinos, relegados al papel de meros oyentes, evaluamos en varias oportunidades dejar de participar de reuniones que no aportan nada a las necesidades de la Reserva. Sin embargo en las últimas semanas se comenzó a trabajar en la convocatoria para la Comisión de Participación Social, cuya conformación significará un avance en la gestión democrática de la Reserva Natural. Implementarla en el corto plazo será una logro importante. -Por otro lado sigue vigente el proyecto del concejal Evert Van Tooren para urbanizar el 20% de la Laguna. El proyecto fue presentado por el edil hace varios meses y lejos de retractarse de lo que es un claro ataque al bien público y una muestra de desprecio al patrimonio natural de Esteban Echeverría, sigue siendo defendido por su autor. No sabemos bien que intereses circulan detrás de esto, pero claramente son muy fuertes como para atacar tan abiertamente a la Laguna. -Vinculado a las urbanizaciones, a mediados de año se observó sobre la Avenida Jorge Newbery la construcción de un gran paredón y en el interior la tala de árboles añosos y relleno en el borde del Humedal. No existen trámites ni mapas que autorice alguna obra pero expone de forma bastante clara la fragilidad legal a la que se encuentra sometida la Reserva. La construcción fue detenida, al menos, de forma provisoria, por la intervención de ACUMAR, la OPDS, los Guardaparques y el Municipio de Esteban Echeverría. Para las áreas naturales no vienen siendo buenos tiempos. La destrucción del Sitio de Los Tres Ombúes es solo un ejemplo de los peligros que corren los espacios verdes de valor recreativo o cultural. En muchos casos la participación social es suficiente para frenar el avance destructivo pero son batallas que hay que dar. Desde el Colectivo Ecológico seguimos peleando con convicción por la Reserva. Sabemos que podemos sufrir miles de reveses pero estamos orgullosos de haber llegado hasta acá. Estamos en un momento definitorio donde debemos estar todos trabajando por la Reserva y a eso estamos dispuestos. Queremos un año para ver resurgir, florecer y renacer a la Laguna. El compromiso de todos los vecinos es lo único que ayudará a concretarlo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario